jueves, 25 de septiembre de 2008

Sin pensar...

Hoy me he dado cuenta de lo bien que me viene escribir aquí mis peripecias dietiles. Lo haga bien o mal, me sirve como registro, para no agachar la cabeza ante un bache, para valorar mis logros, para reflexionar del día a día... Y como no, leeros a vosotros me gusta mucho; aprendo otras cosas, reafirmo otras, me divierto, me identifico... A algunos os he añadido sin permiso... espero que no os moleste pero así veo cuando actualizais y os sigo la pista ;) (Gracias por estar ahí)


He titulado este post "sin pensar" porque me voy dando cuenta de cuáles son-eran mis hábitos alimenticios. Comía sin control, no por hambre, exactamente sin pensar, por aburrimiento, tristeza... sin darme cuenta que canalizaba algunos sentimientos a través de la comida. Gran error (no solucionas nada y encima te hundes más por haber hecho esa estupidez). Una vez o dos... pues no pasa nada, pero yo lo hacía casi a diario, picoteaba aquí y allí... y a la hora de la comida... pues comía, por disimular que había comido antes, porque me "entraba" esa comida extra... Un poco triste la verdad, pero estoy aprendiendo de ello.

Un psicólogo me dijo una vez que hay personas que tienen esta actitud-costumbre... canalizar cierta rabia con la comida porque todo aquello que nos llevamos a la boca crea un momento de placer, aunque sea momentáneo, que sacía esa angustia, presión, etc... Por ello a otras personas les da por la bebida u otras sustancias. Aunque sea fácil verlo, es difícil reconocerlo y mucho más ponerse a solucionarlo. El primer paso es verlo uno mismo claro...

Y por qué he decidido adelgazar? leí una vez un post titulado así, no sé donde... Los motivos por los que uno decide perder peso. Sería interesante hacer una lista, siendo sinceros, pues al menos en mi caso se mezclan muchas cosas, aunque a día de hoy, principalmente lo hago por sentirme mejor, tanto física como psicológicamente. La delgadez no da la felicidad, como el dinero, pero a veces soluciona ciertos complejos y te da mayor seguridad, a la par de esa energía que de repente aparece por sentirte más ágil y activa, con ganas de comerte el mundo.

Antes me afectaban mucho más ciertas miradas, comentarios... los berrinches en los probadores... la llegada del verano... Quizás sea la edad, que te centras en otras cosas, pero aunque sigo teniendo complejos, ello no me impide hacer lo que quiera, no me escondo de la gente (o no tanto)... Sólo que ahora he decidido fingir que estoy a gusto con mi cuerpo, así de simple, dejar de quejarme y al igual que me esfuerzo en mi trabajo, esforzarme en mi, que a menudo se me olvida.

" Lo que sabemos es una gota de agua, lo que ignoramos es el océano "(Isaac Newton)

Hoy estoy reflexiva... perdonad el rollo...

Y "sin pensar"... voy acabando los días, sin agobiarme, sin esa ansiedad que me daba a veces por querer comer cosas prohibidas... y me siento feliz, por ir superando pequeñas pruebas sin casi darme cuenta, y ganando verdaderas batallas en otros casos (fiestas, cumpleaños, etc).

En fin, que no hay "novedades"... pero me apetecía escribir un rato y leeros a todos. Ánimo con todo! Y "feliz no cumpleaños"... (jaja, me encanta esa frase... y la cara de desconcierto que se le queda a la gente cuando la digo :P

Hasta mañana...!

3 comentarios:

David dijo...

Asi me gusta...poco a poco se hace el camino!!!!... Ya verás como los resultados vienen solos

Un abrazo

David

Alivalle dijo...

Clarisse, es que a mi me pasó lo mismo, aunque mi gordura simplemente es debida a que me encanta comer, y mientras mas grasa tenga la comida mejor.
Pero lo curioso del caso, es que al igual que a ti, cuando he aprendido a aceptar mi cuerpo y he dejado de sentirme mal por la ropa, por la playa etc, es cuando he sido capaz de intentarlo de nuevo pero con otras miras, con una determinación y seguridad de que lo voy a conseguir que antes no tenía. Cuando he dejado de tener el letrero de GORDURA en la cabeza, cuando le he perdido el respeto y ya no me importa que me miren, es cuando he sido capaz de comenzar a ganarle la batalla.
Es curioso, pero mientras tengamos el concepto de gordura en la mente, sea positivo o negativo el pensamiento que tengamos, no dejamos de estar gordas, de bajar peso y de volver a subir. Cuando he eliminado ese concepto de la primera linea de mi cabeza, comienza a ser facil para mi adelgazar, tomar determinación, tener fuerza de voluntad..
Cada dia tengo mas claro que somos lo que creemos y lo que pensamos por eso es muy importante cambiar nuestro interior, para poder cambiar el exterior. Yo tambien tuve hay reflexiones parecidas, y lo puse en mi blog en forma de poema, pero al fin y al cabo, es lo mismo.
Un besote.

NeXy dijo...

Hola wapa!! soy una nueva en este mundo del blog en el camino de adelgazar :), quería decirte que tu blog junto con otros cuatro ( que os he agregado a los 5 jeje) sois personas que aunque no lo creaís ayudais a gente que esta en vuestras mismas situaciones, y el tuyo en particular ha sido el que más me ha impulsado a hacerme uno :), te iba a preguntar por esa dieta que te he leido que haces ,tiene buena pinta..te la ha vuelto a cmabiar la endocrina o sigues cn la que pusiste detalladamente? si te la ha cambiado podrias decirme en que te la ha variado?? esque pensaba hacerla...espero que no t moleste :).un besazoooooooooo