lunes, 30 de marzo de 2009

¿Sólo palabras?

Hola de nuevo, tras unos cuantos días :)

No sé si os ha pasado alguna vez, eso de ir a la peluquería y decir "quiero esto así y esto asá"... y de repente... te han hecho un corte, a la moda, pero que no tiene nada que ver con lo que tú querías, ni te gusta, ni te queda bien, y piensas... "qué más da que sea la moda llevar el pelo así?? yo no lo quiero así!!". Y el peluquero insiste, "es que te queda taaan bien...". O el caso contrario, tú te empeñas en llevar el pelo de una manera, porque a "Meg Ryan" (por ejemplo), le queda genial, y no... tú no eres Meg Ryan, ni tienes un peluquero en casa todos los días... y por más que insistas, ese pelo rizado será rizado siempre, y ese pelo liso cual tabla será liso hagas lo que hagas.

Entonces, digo yo, habrá que buscar, dentro de lo que tiene cada uno, lo que le siente mejor, no? el mejor corte de pelo, un color más o menos adecuado, un toque "de gracia" como cortártelo a capas, o un flequillo... siempre viendo que te queda mejor, sacándote partido... dejando a un lado como lo lleve Pepita o lo que el peluquero trate de imponerte "porque es la moda".

Bueno, pues más o menos así, es como veo el tema de las dietas... Por qué empeñarse en vestir igual que Pepita, si Pepita mide 30cm más que yo o tiene una complexión totalmente distinta a la mía (más culo, menos culo, más tripa, menos tripa, etc etc). "Porque Pepita es taaan fantástica"... Y no es que Pepita sea perfecta, NO, es que Pepita SABE SACARSE PARTIDO.

Si me empeño en ir a una tienda "X" a pesar de que se que sólo tienen ropa para chicas adolescentes o mujeres de complexión pequeña, jamás encontraré algo para mí, es más, saldré pensando "qué rara soy, debería ser como ellas"... y ahí está el error. Quien dice que comprar en esa tienda sea "lo bueno", que si usas la talla "Y" uno es mejor que otro... ¿?

Creo que se olvida que las modelos son para lucir colecciones de ropa, no para lucirse ellas mismas, aunque nos empeñemos en mirar sus cuerpos, lo que deberíamos observar es la calidad de la ropa.

Y ahí estoy... sacándome partido, como Pepita... jajaja. Es cierto, lo bien que se me da lamentarme, "es que no encuentro nada, nada me queda bien, mira que pintas y este pelo? y ... y ... buaaah, ya no salgo!"... Venga hombre!!

Pienso que todos tenemos algo que destacar, ya sean las facciones de la cara, la sonrisa, el pelo, el pecho, esas manos, un buen culo, las piernas, etc etc... Aunque queramos negarlo, siempre podemos destacar aquello que sabemos que podemos destacar. Es así de simple!

Entonces... por qué empeñarnos en ponernos ropa que no nos favorece (como ese corte de pelo que nos hizo el peluquero a su antojo), o paralizar nuestra vida "hasta que estemos delgados, porque entonces haré esto y aquello y lo otro"... Disfrutemos un poquito más!! Y seamos listos, que si analizamos a Pepita, seguro que ella se sabe maquillar, le dedica tiempo a su pelo, a elegir su ropa por las mañanas y no ponerse lo primero que pille, compra complementos... y así un largo etc... que al final consiguen dar una imagen más segura, satisfecha de sí misma, que se arregla, aseada... porque no digo ir "divino de la muerte", sino bien! y con ello seguro que la autoimagen cambia, y cambia lo que transmites a los demás.

Todo esto sería más fácil si los miles de medios que hay no nos bombardeasen con anuncios y mentiras acerca del tema, pero bueno, como digo, eso son sólo palabras, y deberíamos ir con un dedo exclamando... "mentira!... mentira!"... ;)

Lo malo de esconderse bajo los kilos, en mi caso, es que he pasado tanto tiempo sin comprarme ropa y actulizándome, que ahora me cuesta ir a mirar tiendas, saber qué me viene mejor, combinar prendas, buscar complementos... Me supone cierto sacrificio, me estresa, aunque después de este "cambio de chip" me he sentido muchísimo mejor, porque veo que de verdad hay ropa que me queda genial, que si me arreglo un poquito más me veo mil veces mejor, y un largo etc. Y anda! También tengo cosas buenas y positivas, aunque me empecine en negarlas... jajaja. Y anda, si me maquillo ya no tengo ese color lechoso y con brillos!! :P

Quizás parezca una llamada al consumismo, pero simplemente quería describir mi experiencia, que tantos años me ha llevado a entrar en un círculo vicioso del que es difícil de salir, porque nos empeñamos en vernos inferior, autocriticarnos, compararnos las 24h, a idealizar a ciertas personas... Y no, somos un "conjunto de cosas", y lo bonito y satisfactorio es mejorar dentro de nuestras posibilidades si uno quiere, y no lamentarse por lo que no tiene.

Por lo demás ando muy feliz ultimamente, aunque hoy llueva en los madriles, jeje, hasta me apetece mojarme bajo la lluvia y chapotear cual enana!! De repente, empiezo a verme mejor, y disfruto con esos cambios, y me apetece hacer más cosas...

Ays, deberíamos ser más niños a veces y menos adultos otras cuantas ;)

Un besazo!


(Imagen realizada por (v)ireta )

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jo,¡¡¡como se te echa de menos por Talavera!!... Me alegro muchísimo de leerte así, no tienes ni idea, de la capacidad que tienes de contagiar toda esa energía!.

Muaaaaaaacks

vix! dijo...

A Pepita, por mucho que sea arregle, le falla el nombre. Clarisse es mucho más glamouroso. Esa batalla la tienes ganada de antenmano :P

Te entiendo muy bien, aunque a mi ahora no me estresa mirar ropa, al revés. Me compraría todo porque me da la impresión de que todo me queda bien.

Antes iba a comprar una vez al año y si de casualidad encontraba algo que me entrara (ya no que me quedara bien) me compraba tres o cuatro iguales de diferente color para aprovechar.

Carina dijo...

tu reflexion es producto de alguien que esta cambiando,que esta haciendo algo por ella misma y eso nena es el mejor maquillaje que le podes poner a tu alma...
por lo demas date tiempo y comparte unas botas de lluvia que no quiero que te resfries!!!
besos